UFC: Polémico juez esperó 230 golpes para detener una pelea

276

La UFC (Ultimate Fighting Championship) es el torneo bandera de la Artes Marciales Mixtas (MMA), y uno de los más sangrientos del panorama actual de las peleas profesionales.

Y a pesar de la etiqueta ‘violenta’ que posee, y la normalidad en la que ya se le trata, hay combates que levantan las alarmas y dan de qué hablar por las formas en que organizadores protegen, o mejor dicho desprotegen a los contrincantes.

La última polémica sucedió en el UFC Belem, en la pelea entre Valentina Shevchenko y Priscilla Cachoeira. Shevchenko, kirguisa nacionalizada peruana, le dio una verdadera paliza de principio a fin a Cachoeira, ante la mirada indiferente del árbitro principal, Mario Yamasaki, quién no cumplió con su principal función como juez: proteger al peleador que está siendo disminuido por el adversario.

Cachoeira tuvo que finalmente rendirse por sumisión para que la pelea se diera por terminada. En total, la derrotada recibió más de 230 golpes. Una pelea que pudo haber terminado en tragedia.

Disculpas del máximo responsable de la UFC

La indiferencia no pasó desapercibida por Dana White, CEO de la UFC, quién mediante su cuenta de instagram pidió disculpas por el desigual combate, y una sanción para Yamasaki: “Priscilla Cachoeira, demostraste mucho corazón y dureza en esa pelea. Estoy honrado de que pelees en UFC. Lamentablemente, el árbitro está ahí para protegerte y Mario NO LO HIZO. Esta no es su primera actuación repugnante en el octógono. Otra cosa desafortunada es que no puedo hacer nada al respecto a lo que sólo la comisión brasileña puede. Estoy esperando que luego de este espectáculo aterrador e incompetente nunca vuelva a poner un pie en la jaula”.

Mario Yamasaki, con su tradicional gesto en forma de corazón | UFC