PSG: la reflexión más allá del grito de “fracaso”

348
psg

El PSG ha quedado eliminado de la Champions League por enésimo año consecutivo, lo que ha desatado las críticas, burlas y gritos de “fracaso” en los fanáticos del fútbol mundial. Pero más allá de las reacciones de estómago, ¿todos piensan que esto es un fracaso rotundo? ¿De verdad?

El que guste, acompáñeme a analizar un poco la situación…

EL DINERO NO LO ES TODO

Querido jeque Al-Khelaifi, no tendré el gusto de conocerle y sé que usted no tendrá el gusto (?) de leerme, pero déjeme decirle algo: El dinero no lo es todo en la vida. Y como el fútbol es la vida misma, si extrapolamos el concepto, el dinero no compra copas, al menos no en Europa, al menos no la de las orejas grandes.

Hace falta el dinero, sí como no, pero también muchas cosas más. Cosas que, por cierto, Dani Alves apenas aterrizó en París aseguró que el PSG tenía, pero que la realidad nos demostró que no. Me refiero a la casta, jerarquía, historia, camiseta, güevos, experiencia, suerte… en fin… todos esos intangibles que no se compran en el mercado.

Usted puede armar un equipazo para quedar primero  en la fase grupos de Champions, amigo Khelaifi, pero no controla que en el bombo de Octvaos de Final le salga la bolita que dice “Real Madrid, Bicampeón de Europa”. Usted puede ir al Bernabéu, jugar bien y ponerse en ventaja en el marcador, pero no puede evitar que el árbitro cobre penal apenas le pongan media mano encima a Toni Kroos, y mucho menos se puede intervenir cuando luego de una serie de rebotes en el área, la pelota le pega en la rodilla a Cristiano Ronaldo y se mete al fondo de las redes para terminar perdiendo el partido.

Lo que quiero decir, es que usted puede pagar más de 200 millones de machacantes por Neymar, pero no puede evitar que se lesione una semana antes del partido para el cual lo compró…

LOS NÚMEROS NO LO SON TODO

Las matemáticas no son una opinión, y sí es verdad que esta gente se gastó más de 400 millones de Euros este año y no se cuántos más el pasado, y el anterior, y el anterior… Pero los números no lo son todo, en el viejo continente hay clubes que siguen siendo superiores al París Saint Germain, entre ellos, obviamente, el Barcelona y el Real Madrid, precisamente los dos que han eliminado a los franceses las últimas dos temporadas, equipos que además de llevar más o menos el mismo nivel de gastos millonarios todos los años, también han cultivado en el tiempo esos otros imponderables que influyen en los resultados del fútbol.

Pues vale la pena recordar, para los que tienen memoria corta, que en la pasada edición de la Champions, si bien el PSG sufrió una bochornosa remontada por parte del conjunto “blaugrana”, aquella también estuvo “influenciada” por el increíble penal que le pitan a Suárez en el minuto 90 tras un clamoroso “piscinazo”.

Por todo esto, creo que el que quiera ir más allá de la evidente operación de suma y resta que consiste en decir “con todo lo que se han gastado tenían que ser campeones, y como quedaron eliminados son unos fracasados”, debe haber un espacio para el debate, para el análisis y para la reflexión, porque en el fútbol, como en la vida, las cosas no son sólo blancas o negras, hay grises, e incluso, toda una gama de colores…