El odio de Juan Vené hacia lo que llamó “Generación Maltín Polar”… ¡Y la respuesta de su hijo!

494
juan vene omar vizquel

El glorioso periodista deportivo venezolano, Juan Vené, al que todos recordábamos con cariño por programas como Lo mejor de la semana o Play Ball, ha desvelado su odio hacia toda una generación, en una carta pública dirigida a Omar Vizquel, en la que explica las razones por las que no votó por él para su ingreso al Salón de la Fama del béisbol de Grandes Ligas.

juan vene

Vené, tiene el derecho de votar por quién quiera, y en esta oportunidad sus elecciones para Cooperstown fueron: Vladimir Guerrero, Chipper Jones, Fred McGriff, Jim Thome y Trevor Hoffman; sin embargo, tratando de justificar su decisión de no votar por Vizquel, terminó insultando a toda una generación de venezolanos, hoy “cuarentones”, que califica como “Generación Maltín Polar” y que define como “culopicosos e ignorantes”.

Las reacciones no se hicieron esperar, pero la respuesta más especial fue la de su propio hijo, Sergio Machado, que también le lanzó varias píldoras a su legendario padre…

Carta de Juan Vené a Omar Vizquel:

Hermosillo, Son. (VIP-WIRE).-
 
Quisiera votar por Omar, pero traicionaría mi percepción … J.V.-
 
-o-o-o-o-
 
Amigo Omar…: Espero comprendas que solo porque naciste en nuestra bella Caracas, igual que yo, no me obliga a votar por tí para el Hall de la Fama de Cooperstown.
 
Fuiste un notable bigleaguer a quien la gente aplaudía antes de los juegos, cuando en las prácticas recogías roletazos con la mano derecha sin guante, un muchacho bonito que Maltín Polar convirtió en ícono. Por eso, para aquella generación de venezolanos, hoy cuarentones, mereces un nicho en Cooperstown.
 
Ellos ignoran que lo de Maltín Polar no cuenta, ni tampoco tus florituras en las prácticas. Ellos quizá jamás te vieron jugar personalmente, como te ví tantas veces en numerosos estadios de Grandes Ligas.
 
Fuiste un biglaguer notable, sensacional, pero, El Hall de la Fama es solo para los fuera de serie. Si te elegimos, ¿qué deberíamos hacer con David Concepción?.
 
Los periodistas no elegimos a Phil Rizzuto, ni a Pee Wee Reese, fue el Comité de Veteranos.
 
Los ignorantes del caso hablan de tus números como superlativos, pero no los son, ni es lo principal para nuestros votos. Si los números fueran tan decisivos, no haríamos falta los 500 electores en toda la Unión.
 
Si te eligen sin mi voto, de todas maneras celebraré y apoyaré la elección. Eso es democracia, elegancia.
 
Tú y yo nos henos tratado durante más de 30 años con bastante cariño de amigos y con absoluto respeto. Espero siguir igual, pase lo que pase con tu candidatura a Cooperstown.
 
Nada tiene qué ver una cosa con la otra. La verdad es que nunca me has planteado el caso, solo son unos cuantos culopicosos, generación “Maltín Poltar”, ignorantes del poco valor de El Guante Oro como trofeo, por ser patrocinado por la marca de guantes “Rawlings”, y como nunca conocieron de cerca las Grandes Ligas, no tienen por qué saber que no fuiste el mejor de tu generación. 
 
La patriotería en tu caso y en el mío, sería de un ridículo galopanate. Mi conciencia y mi preparación para votar para el Hall de la Fama, me defienden para que no cometa errores como ese.
 
Te admiro, sinceramente.
Abrazos, Juan Vené.-

CARTA DE SERGIO MACHADO A JUAN VENÉ:

Querido y respetado padre,

vizquel-uzr-polarCon todo respeto y la misma admiración de siempre te escribo estas líneas en nombre de muchísimos de esos a quienes conjuntas en “la generación Maltín Polar”. Te escribo en nombre de nosotros los cuarentones de hoy quienes vimos a Omar Vizquel hacer “florituras” en el estadio Universitario, durante las prácticas aquellas de los años noventa. Pero sobre todo, te escribo en nombre de quienes también estudiamos bastante acerca de este precioso juego llamado beisbol y que nos topamos contigo en divertidísimas diferencias y discusiones como esta de si merece o no entrar al Salón de la Fama Vizquel, ése a quien tu llamas “un muchacho bonito que Maltín Polar convirtió en ícono”.

Primero debo admitir que sí deben existir en nuestra psique generacional factores que nos inviten a creer que Vizquel fue más grande de lo que el resto del planeta lo ve. Sería inútil ignorar lo que es un asunto de percepción. Creo que cosas parecidas le deben pasar a algunos periodistas que votan por jugadores a quienes vieron más. Habrá quien lo niegue y quien lo admita. Sin embargo, algunos nos tomamos el tiempo de escudriñar un poco más allá de esas nimiedades y entendemos que si bien es cierto que Omar no es un miembro indiscutible del Salón de Cooperstown, también es verdad que sí reúne algunos méritos como para ingresar eventualmente.

Podemos estar equivocados, equivocadísimos, pero hasta el momento 17 periodistas han votado por él.

Tristemente, la defensiva ha sido tomada en cuenta muy poco por quienes históricamente han votado para el Salón de la Fama. Los casos comparables con Vizquel son también excepcionales y contados. Eso es sumamente injusto, creemos un sinnúmero de personas no todas venezolanas bebedoras de malta. El alcance de un campocorto no se mide de la misma manera tan objetiva y tangible como un average o un OPS o una efectividad o un WHIP. Tampoco se mide en guarismos lo que ayuda un shortstop excepcional a los lanzadores. Eso sigue siendo subjetivo ante los ojos de quienes votan. Tal vez habría que entrevistar a todos los lanzadores que trabajaron con Vizquel, también a los segundas bases y a los jardineros… La defensiva, amigo mío, siempre ha sido un asunto muy subestimado por ustedes y por quienes recolectan las estadísticas del beisbol.

Fue recién en 2013 cuando la SABR (Society For American Baseball Research) creó el Índice Defensivo y en ese año Vizquel vivía su primer año de retiro. Aún así, no se llega a una fórmula justa para medir lo que -hasta ahora- es aparentemente sólo perceptible al ojo humano, la incomprendida defensiva.

“Desafortunadamente, durante la mayor parte de la historia del beisbol hemos tenido prácticas excepcionalmente malas para medir la defensiva. Los errores y el porcentaje de fildeo parecen tener sentido a primera vista, pero si descubres la cebolla completa constatas que no completan el trabajo. La defensiva es una rebanada significativa en la prevención de carreras e importa medir la prevención de carreras, ergo, necesitamos hacer un trabajo decente al medir la defensiva”.

El texto anterior se extrae de FanGraphs.com, un sitio de estadísticas avanzadas que siguiendo con las pautas de tu respetada Sociedad Para la Investigación del Beisbol Americano (SABR), se ha dedicado a estudiar las intríngulis de este sabroso y complejo deporte, para traducir casi todos sus aspectos en números.

Siempre dices que las estadísticas no lo son todo y concuerdo. Jugué beisbol (muy en parte gracias a ti) hasta hace poco y en la categoría y nivel que sea hay factores imposibles de medir en números. Constantemente tengo discusiones con colegas que no creen en cosas casi etéreas como el “momentum” o la capacidad de un líder de transformar a un equipo. Pero entonces tú, José Rafael Machado, te contradices al castigar tan severamente a Omar porque no tiene los números.

Sé que ese no es el único factor que tomas en cuenta, pero sí es uno de ellos y lo has enfatizado públicamente y en nuestras discusiones más privadas.

¿Y todo lo que logró defensivamente que no se mide en números? Imagínate cuántos juegos salvó Vizquel con sus 1734 dobleplays chico? Eso es más que cualquier otro en la historia. Sí, más que Ozzie Smith, Cal Ripken, Luis Aparicio, Luke Appling, Derek Jeter, Alan Trammell, Roy McMillan, David Concepción y Miguel Tejada. De hecho, Omar le saca 144 intervenciones en doble matanzas como campocorto a tu siempre admirado “Mago de Oz”… ¡Una pelusita!

Vizquel es quinto de la historia en asistencias entre jugadores de cualquier posición, por encima de nuestro adorado Aparicio y también por encima de Concepción, Joe Morgan y hasta Roberto Alomar. Por supuesto, ya sabemos que nadie jugó tantos juegos como shortstop, pero quizás olvidamos que solamente 10 hicieron más outs que él y que supera en esta categoría a Concepción y Ripken entre otros. Dentro del grupo de los shortstops nada más Ozzie y Aparicio hicieron más asistencias.

Hay una estadística llamada Total Zone Runs que genera un valor para el jugador de acuerdo a su aporte defensivo. Bueno, en este renglón Vizquel es el número cinco de la historia. Solamente Ozzie Smith, Mark Belanger, Cal Ripken y Luis Aparicio fueron mejores. Apenas Belanger no es miembro del Salón de la Fama y estamos claros en que el buen Mark fue muy triste al bate. “El chico Maltín” aportó bastante más.

Creo que lo anterior y ser el líder vitalicio de porcentaje de fildeo de las Mayores vale bastante más que unos comerciales de malta y un par de filigranas en prácticas en los terrenos venezolanos, ¿no?

Aparte, la malta no era tan mala, en casa siempre había y la tomábamos mientras crecíamos.

Está bien que no votes por Vizquel y mejor aún que apartes tu gentilicio al ejercer tu privilegio. En eso te he defendido y te apoyaré en contra de los chovinistas a ultranza y los insultadores de oficio, aparte de otras especies hijas de la ignorancia. Pero de ahí, a subestimar la inteligencia de nosotros los cuarentones de la malta que sí tratamos de ver más allá, padre amado, hay mucho trecho.

Nos vemos en la cena del 24 y seguiremos discutiendo. Por ahora te envío un abrazo y ya luego te doy otros tres cuando te vea.

Como decías en tus grandiosas transmisiones: “Pórtate lo mejor que puedas”.

Fuente: Twitter.